» Inicio » Añadir a favoritos » Enlaces » Contacto » Haz Teaming
Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alcoy Español English Deustch

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Bienvenidos a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alcoy

Las enfermedades más comunes de tu perro y tu gato - 07/12/2005

 

 

 

MICOSIS DE LOS GATOS O "TIÑA"

La micosis es una infección suprficial del tejido epidermico que afecta especialmente a gatos, aunque también a perros y otras especies.


La micosis está ocasionada por un hongo y se transmite tanto entre animales como entre animal y persona por contacto directo.
Los factores que favorecen la infección micotica: la edad (los animales muy jóvenes suelen ser los más afectados), otras enfermedades que debiliten al animal, malnutrición, estres, deficiente estado inmunitario,... En gatitos muy pequeños o muy debilitados puede llegar a ser mortal, no por la micosis en si, sino por los gérmenes oportunistas.
Se sabe que la presencia del hongo produce el estimulo y la respuesta inmunológica del individuo sano que finalmente será capaz de acabar eliminando el proceso y en condiciones normales creando cierta inmunidad a la reinfección.
Por tanto, en condiciones normales acaba curandose por si sola al cabo de cierto tiempo en un individuo sano.


TRATAMIENTO
Aunque como ya hemos comentado, en condiciones normales la micosis debería remitir espontaneamente en varios meses, es obvio el interés de su tratamiento los más precoz posible a fin de acortar el curso de la infección, disminuir la severidad  y duración de las lesiones; reducir la diseminación de material contaminante infectivo, y evitar, por tanto, los riesgos de contagio especialemnte a la especie humana.
Tratamiento tópico o Local.- Para lesiones pequeñas y bien localizadas, debe aplicarse en varios centímetros alrededor de la lesión clínica.
Tratamiento general.- Para lesiones extensas o abundantes. Champús o líquidos derivados yodados o azólicos que tienen una importante función en evitar la difusión, pues los restos que caen del animal (pelos, descamaciones,...) están tratados por el producto.
Tratamiento Sistémico.- Además de lo anterior, también por vía oral.
Tratamiento del ambiente.- Para eliminar la infección del entorno lo mejor es la lejía.
También son importantes las medidas referidas al manejo: empleo de guantes, el esquilado total o parcial, aislamiento del animal hasta su curación, tratamiento tópico de la periferia de las zonas afectadas, tratamiento del ambiente,....

 

 

____________________________________________________________

 

VIRUS DE LA LEUCEMIA FELINA

 La infección por el virus de la leucemia felina es una de las afecciones que más importancia tiene en medicina felina, tanto por su gravedad y mortandad, como por que puede provocar una gran variedad de enfermedades. El virus pertenece a la familia de los Retrovirus que tienen la capacidad de incorporar su material genético en el de la célula que infectan y provocar entonces infecciones muy difíciles de eliminar. Los gatos más susceptibles a la infección son gatos jóvenes que aun no han desarrollado una buena inmunidad y la enfermedad se transmite por el contacto directo entre gatos y compartiendo los recipientes de la comida y del agua. Algunos de los gatos infectados pueden llegar a desarrollar cuadros de cáncer maligno como leucemias o linfomas. La enfermedad no tiene cura pero existen tratamientos que mejoran la calidad de vida y aumentan la supervivencia.

¿QUÉ VIRUS PROVOCA LA ENFERMEDAD Y CÓMO SE CONTAGIA?

El virus de la leucemia felina pertenece a la familia de los Retrovirus al igual que el virus de la inmunodeficiencia felina y humana. Los virus de esta familia son capaces de integrar su material genético en el de las células que infectan, provocando en la mayoría de casos infecciones para toda la vida. Los gatos con infecciones persistentes eliminan virus por la saliva y pueden contagiar a otros gatos a través de ella durante el acicalamiento o bien al comer o beber de los mismos recipientes. También puede contagiarse el virus por contacto con la sangre a través de peleas o bien en transfusiones de sangre. El virus de la leucemia felina puede contagiarse en el útero así que los gatitos nacidos de madres portadoras o enfermas nacen infectados y mueren al poco tiempo.


¿SIEMPRE QUE EXISTE UN CONTACTO CON EL VIRUS, LOS GATOS ENFERMAN?

La respuesta es que no ya que muchos gatos si tienen contacto con el virus son capaces de eliminarlo en fases iniciales de la infección desarrollando una respuesta inmunitaria eficaz. El factor más importante en la resistencia a la enfermedad es la edad. Los gatos menores de 4 meses son muy susceptibles al virus, por lo tanto, un contacto con el virus a esta edad es muy peligroso mientras que a partir del año y medio o dos años, la mayoría de gatos eliminan el virus en caso de contacto.

¿QUÉ GATOS TIENEN RIESGO DE TENER EXPOSICIÓN AL VIRUS DE LA LEUCEMIA FELINA?

Todos aquellos gatos que tengan contacto con otros gatos siempre que sea un contacto social compartiendo la comida, el agua y resto de instalaciones. Por lo tanto, un gato que vive aislado en un piso sin salir y sin contacto con otros gatos no tiene ningún riesgo de tener la infección. Esta enfermedad es especialmente importante en colonias de gatos, criadores, casas con múltiples gatos y gatos de vida libre o semi-llibertad.

 ¿CÓMO PODEMOS PREVENIR LA INFECCIÓN?

La mejor prevención de esta enfermedad es evitar la exposición al virus. Esto no siempre es posible, pero en colonias de gatos o criadores es muy importante, antes de entrar algún gato nuevo, hacer la prueba de la enfermedad y solamente ponerlo en contacto con el resto si el resultado es negativo. Desde hace algunos años existen vacunas eficaces para la prevención de esta infección.

Es muy importante vacunar correctamente a los gatos que tengan algún riesgo de tener una exposición al virus de la leucemia felina. En caso de grupos de gatos en los cuales se detecten gatos positivos estos deben ser separados del resto del grupo. Las gatas positivas al virus no deben ser utilizadas como reproductoras ya que en muchos casos abortan pero en otros nacen los gatitos ya siendo portadores del virus.

 ¿QUÉ ENFERMEDADES PROVOCA LA INFECCION?

Esta infección puede causar un gran número de enfermedades y por lo tanto, a un gran número de gatos con diversas enfermedades se realiza la prueba dentro del protocolo diagnóstico. Las principales enfermedades que puede provocar son neoplásicas (leucemias. linfoma), alteraciones sanguíneas (anemia, disminución de glóbulos blancos y/o plaquetas, destrucción de glóbulos rojos), inmunosupresión (presencia de inflamaciones crónicas y/o enfermedades oportunistas), digestivas (diarrea, enfermedades hepáticas) y reproductivas (abortos, mortalidad perinatal).

¿QUÉ PRUEBA SE UTILIZA PARA EL DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD Y EN QUÉ CASOS DEBE REALIZARSE?

Actualmente la mayoría de las clínicas veterinarias disponen de unos kits de diagnóstico que permiten saber si un gato es positivo o negativo en pocas horas. La técnica diagnóstica más utilizada es un sistema ELISA que detecta partes del virus y es por este motivo una técnica muy fiable. Debe realizarse la prueba en todos aquellos gatos que tengan contacto con otros gatos y que tengan algunas de las enfermedades o síntomas que hemos desarrollado en el apartado anterior. Debido a la gran cantidad de enfermedades que pueden asociarse a la infección por el virus de la leucemia felina es una prueba que se practica de manera rutinaria y con mucha frecuencia.

 ¿MI GATO TIENE UN LINFOMA PERO ES NEGATIVO AL VIRUS, ES ESTO POSIBLE?

En ocasiones, después de la infección por el virus, el gato desarrolla inmunidad efectiva y no se produce infección persistente pero el virus queda integrado en el material genético de algunas células y años después, el gato puede desarrollar un cáncer como el linfoma. Estos gatos con linfoma son negativos y no suponen una fuente de contagio para otros gatos.

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS ADECUADO PARA UN GATO POSITIVO?

Es imprescindible tratar la enfermedad concreta que esté provocando en cada caso la infección, es decir, si el gato tiene una leucemia o un linfoma, administrar quimioterapia, si tiene una inmunodeficiencia y alguna enfermedad oportunista, tratar esta última, por ejemplo. El virus en si no tiene un tratamiento eficaz aunque se han probado algunos fármacos antivirales como los utilizados en el SIDA de las personas sin resultados definitivos. Actualmente se trata, además de la enfermedad en cuestión, con fármacos inmunomoduladores como el interferón alfa, que pueden mejorar la calidad de vida y alargar la supervivencia.

 ¿SUPONE ALGÚN RIESGO ESTE VIRUS PARA LAS PERSONAS?

Aunque hace algunos años parecía que sí podía existir algún tipo de riesgo, actualmente se ha demostrado que no hay ningún peligro de contagio ni un mayor riesgo de que las personas en contacto con gatos positivos a leucemia felina tengan enfermedades relacionadas con el virus. Los gatos con trastornos del sistema inmunitario sí que pueden suponer un riesgo para personas que también tengan trastornos del sistema inmunitario (SIDA, transplantes) ya que algunas de las enfermedades oportunistas que pueden sufrir son zoonosis, es decir, enfermedades que pueden contagiarse del gato a las personas.

 

 

____________________________________________________________________________

 

LEISHMANIOSIS CANINA


La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria, de curso más o menos crónico, que afecta al perro, al hombre y a ciertos roedores, causada por un protozoo intracelular. Cursa con distintas formas clínicas en función de la especie productora de la infestación.
Si es cierto que hay que darle importancia a esta enfermedad, ya que afecta a los perros, provocando en ellos una sintomatología que, en muchos casos, si no se lleva a cabo el tratamiento, conduce a la muerte del animal. No sucede lo mismo con el ser humano, a nosotros no nos afecta, somos muchos los poseedores de perros y no poseedores, veterinarios, etc... los que daríamos positivo en leishmania, pero para nada nos afecta.

 

  

Experiencia personal

Tengo tres perros, dos de ellos, Chusca y Lobo tienen Leishmania. Yo ya había oído hablar de la leishmania, por eso hablé con mi veterinaria y me explicó que la única manera de saber si mi perra tenía leishmania, era hacerle un análisis. Uno al año minímo para en el caso de dar positivo, actuar con tiempo. Chusca dío positivo, yo me alarmé mucho, pensé que se iva a morir, .... Mi veterinaria me calmó y me dijo que el nivel de leishamnia que tenía Chusca era controlable y que si seguíamos el tratamiento, podriamos incluso aislarlo. Y sí, lo conseguimos, de esto hace ya dos años y Chusca está de maravilla.  Fue un tratamiento un poco duro para ella, ya que tenía que pincharla durante un mes, cada dos días. Y luego, durante 2 meses unas pastillas cada día (nada caras, por cierto). Y ahora nada de nada, eso sí, sigo haciendole el test de leishmania cada año, para comprobar que sigue aislado y a veces el veterinario me recomienda que le dé durante un mes las pastillas. Pero nada más. Cuando me dijeron que Lobo también había dado positivo en leishmania me lo tomé con más filosofia, además, a él solo tuve que darle durante una temporada las pastillas, no hizo falta el tratamiento, que quizás sea lo más complicado y también costoso. Depende de las partes del cuerpo que haya pasado y afectado el parásito. Tengo una tercera perrita, se llama Amelie, ella de momento no tiene leishmania, se puede decir que tiene suerte. Porque no os podeis ni imaginar la cantidad de perros afectados por esta enfermedad que hay en España, son mayoría.

Os pongo una breve explicación del veterinario, acerca de la leishmania.

La transmisión de la enfermedad depende de la forma de presentación del proceso:
* Forma visceral: el perro enfermo lleva en la sangre gran número de parásitos. Las hembras de mosquitos de la familia Phlebotomidae, en las picaduras, ingieren sangre con leishmanias del animal parasitado. En una nueva picadura introducen el parásito en el torrente sanguíneo de un animal sano. A partir de ahí se inicia la enfermedad, pasando las leishmanias a todos las órganos internos: bazo, hígado, masa intestinal, médula ósea, etc.
* Forma cutánea: hay úlceras exudativas. Desde que el mosquito pica al animal hasta que se presentan los primeros síntomas pueden transcurrir desde varios días hasta un año. 

 


Sintomatología

FORMA VISCERAL

* Dermatitis alopécica y furfurácea, con alopecias, inicialmente en torno a los ojos y más tarde, en dorso y lomos.
* Dermatitis alopecia en los salientes óseos, que pueden acabar en úlceras.
* Crecimiento anormal de las uñas.
* Nodulaciones en los espacios interdigitales.
* Los músculos de la cara se atrofian y aparecen arrugas.
* Se produce una anemia inicial, acompañada de adelgazamiento progresivo que puede llegar a la caquexia.
* Se pueden producir enteritis con alternancias diarrea-estreñimiento.
* Pueden aparecer signos hemorrágicos en fosas nasales y mucosa gingival.
* Infartación ganglionar.

 FORMA CUTÁNEA

* Forma seca: tras un periodo de incubación de unos meses se observan en el dorso y lomos de los perros unos nódulos rojizos, que pueden llegar a ulcerarse y a cubrirse de unas costras duras.
* Forma húmeda: aparecen los mismos nódulos rojizos, que se ulceran, terminando en una úlcera profunda exudativa, de bordes irregulares.

 FORMA MONOCUTÁNEA

Es una forma intermedia entre las dos anteriores. Se pueden distinguir en ella dos etapas:
1. Aparecen unos nódulos que se ulceran y acaban en unas costras exudativas. Transcurridos entre 6 y 15 meses, aparece la segunda fase.
2. Se observan nódulos confluyentes a manera de racimos que se necrosan,pudiendo llegar a destruir el tabique nasal.

 

Diagnóstico

Un veterinario clínico puede diagnosticar la enfermedad en el periodo patente, pero es necesario acudir a las técnicas laboratoriales para detectar el parásito. Estas técnicas se basan en la observación de leishmanias o en la detección de anticuerpos producidos como respuesta a la presencia del parásito en el interior del organismo del animal .

 

Tratamiento

El tratamiento del proceso varía en función de la forma de presentación.
* Antimoniales pentavalentes derivados diamidínicos o inmidazólicos.
* Levamisol.
* Complejos vitamínicos, protectores hepáticos y renales.
* Antibioterapia.
* Corticoterapia.

Profilaxis                          

Las vacunas de perros investigadas no han dado ningún resultado. Por ello hay que utilizar otras estrategias:

* Ante los perros sanos: determinar si el perro posee o no el parásito, en caso afirmativo tratarlo si existe posibilidad de curación.

* Ante los perros enfermos: tratarlo cuando se prevea la recuperación.

* Ante los vectores: a nivel particular usar repelentes de mosquitos y a nivel general sanear las fuentes de procedencia de los mismos.

 

_____________________________________________________________________________________________

 

LA TOXOCARIASIS CANINA Y HUMANA


Es uno de los parásitos más comunes, y un peligro latente que todos los amantes de los perros debemos conocer,

Uno de los parásitos más comunes del perro es un gusano llamado Toxocara canis. El gusano adulto vive en el intestino delgado y parece un tallarín amarillento de unos 10 a 20 cm de largo. A veces sale con las deposiciones del perro cuando este tiene diarrea, y otras veces con el vómito.

Casi todos los perros tienen también larvas durmientes del parásito en sus hígados, pulmones, músculos, riñones, y otros órganos. Estas larvas son muy pequeñas y, como están dentro de los tejidos, no se ven a simple vista.

La enfermedad en los perros
Los perros adultos y los perritos que tienen sólo unos pocos parásitos en sus intestinos pueden no tener ningún síntoma de la infección. Cuando el número de parásitos es mayor, los perritos nuevos se ven panzones, con el pelo opaco, no engordan, y pueden tener diarrea y vómitos.

 

Cuando hay un gran número de parásitos, estos pueden tapar el pasaje del intestino y causar una obstrucción intestinal, que es muy peligrosa. Hay que tener cuidado con el tratamiento de los perritos con toxocaras, porque algunos medicamentos excitan a los parásitos y facilitan la formación de una obstrucción.
Las larvas en los órganos generalmente no causan ningún síntoma pero, en los perritos muy jóvenes, el paso de las larvas por los pulmones puede causar una neumonía.

La enfermedad en el humano
Los toxocaras no son parásitos del humano pero, cuando una persona come huevos maduros del gusano, las larvas se liberan en su intestino, entran en la sangre, y se reparten por el organismo. La mayoría se aloja en el hígado o en el pulmón, pero otras pueden llegar a cualquier órgano del cuerpo. La enfermedad afecta principalmente a los niños de menos de 5 años, porque ellos son los que generalmente se ensucian sus manos y comen tierra contaminada con deposiciones de perros infectados, que es donde están los huevos del parásito.

Cuando las larvas están en el hígado, los niños pueden tener síntomas digestivos vagos, como dolor de estómago, intolerancia por ciertos alimentos, o nauseas. Cuando están en los pulmones, los niños pueden tener tos, a veces con manchas de sangre, y dolor en el tórax. Cuando las larvas se alojan en el ojo, el niño puede perder la visión, y cuando se ubican en el cerebro, puede desarrollar epilepsia.

El contagio en el perro:Hay 3 maneras como los perros pueden contagiarse con este gusano.

1. Una es comerse los huevos que salen con las deposiciones de los perros infectados y ensucian el suelo. En unas 2 a 3 semanas, estos huevos desarrollan una larva que puede infectar a otros perros. Cuando un cachorrito se come estos huevos maduros, las larvas se liberan en su intestino, pasan a la sangre y van al hígado y a los pulmones. En los pulmones rompen los vasos sanguíneos, entran en los pulmones, suben hasta la garganta, son tragados, y llegan al intestino donde maduran a gusanos adultos que empiezan a poner huevos a los 28 días de infección.

No todas las larvas llegan al intestino para convertirse en adultos, sin embargo. Algunas se quedan durmiendo por meses en el hígado, otras en los pulmones, y otras se reparten por diversos órganos del cuerpo. Cuanto más viejo es el perro que se come los huevos maduros, menos gusanos llegan al intestino y más se van quedando en los órganos.

2. Otra es infectarse antes de nacer, o con la leche de la madre. Esas larvas que se habían quedado durmiendo en los órganos de las perras, se despiertan a los 40 días de la preñez y empiezan a viajar de nuevo por la sangre. Muchas de ellas pasan a los nuevos perritos en el útero de la madre, de manera que los cachorrillos nacen infectados y empiezan a pasar huevos a los 23 días de nacidos. Otras pasan por la leche hasta la quinta semana de lactación, de manera que infectan a los perritos muy nuevos. Incluso algunas llegan al intestino de la perra, maduran a adultos, y pueden empezar a poner huevos a las 2 semanas del parto.

3. Cuando un ratón u otro animal pequeño se come los huevos maduros del suelo, las larvas se quedan durmiendo en los órganos de este ratón por unas pocas semanas. Si un perro se come al ratón en esa época, las larvas pasan al intestino o a los tejidos del perro. Los perros, entonces, también pueden infectarse cazando roedores infectados.

 

El contagio en el humano
La única manera como se contagia el humano es comiendo huevos maduros del parásito, igual como se describió arriba para los perritos. La diferencia es que en el humano las larvas siempre se quedan en los órganos, nunca llegan al intestino y maduran a gusanos adultos. Como los huevos están en los suelos contaminados con deposiciones de perros infectados, los niños pequeños que juegan en el suelo, se ensucian las manos con tierra, y se las llevan a la boca sin lavarlas, son los que tienen más riesgo de infectarse.

Los lugares más peligrosos son los sitios donde sejuntan perros y niños, como las plazas públicas, los sitios de juegos infantiles, y, sobretodo, las cajas de arena en los parques donde juegan los infantes y a menudo defecan los perros. Los perros mismos no son una fuente de infección importante para el humano porque los huevos demoran 2 a 3 semanas en madurar y los huevos difícilmente van a durar tanto tiempo en el pelaje del animal.

La prevención de la infección en el perro
La infección del perro debe evitarse no sólo porque es una infección que enferma y puede matar a los perritos sino que, principalmente, porque la infección del perro puede pasar a la gente y provocar ceguera, epilepsia, y otros síntomas. Para evitar que los seres humanos se infecten, hay que prevenir que los perros pasen huevos del parásitos con sus deposiciones.

 

Figura 1. La toxocariasis puede transmitirse en el útero (1), con la leche materna (2), por el consumo de roedores infectados (3), o por la ingestión de huevos maduros del parásito (4). Los perros de menos de 6 semanas de edad desarrollan gusanos adultos en su intestino (5) y larvas durmientes en sus órganos (6). Los perros viejos y los hospedadores anormales (como los roedores y los humanos) sólo desarollan larvas en sus órganos (6). Los perros jóvenes son los que más contaminan el ambiente (7).
Muchos estudios han mostrado que virtualmente todos los perritos nacen infectados, de manera que todos deben tratarse. Estos perritos empiezan a pasar huevos a los 23 días de edad, de manera que el primer tratamiento debe darse no más tarde de las 3 semanas (21 días) de edad.

El tratamiento rutinario sólo mata los gusanos que han llegado al intestino, pero no los que están migrando por el hígado o pulmón. Estos llegan al intestino y empiezan a poner huevos unas 2 semanas después del tratamiento. Por este motivo, el tratamiento debe repetirse 2 semanas más tarde. La última infección que recibe el perrito de la madre es con la leche de la quinta semana. Como estas larvas van a madurar a adultos y poner huevos dentro de unas 2 semanas, el último tratamiento debe darse cuando el perrito tenga unas 7 semanas de edad.

En resumen, los perritos deben tratarse a las 3, 5, y 7 semanas de edad. Como las madres pueden empezar a pasar huevos desde 2 semanas después del parto, en vez de tratar a la madre a las 2 semanas y a los perritos a partir de las 3 semanas, muchos veterinarios prefieren tratar a la perra y a sus cachorritos a las 2, 4, 6, y 8 semanas del parto.

Últimamente se ha descubierto que dos tratamientos de las perras gestantes con ivermectina, uno 5 días antes del parto y el otro 10 días después del parto, previenen la infección de los cachorritos en el útero o con la leche.

Como todos los estudios han mostrado que entre el 10% y el 30% de los perros adultos están pasando huevos de toxocaras en sus deposiciones, es conveniente repetir los tratamientos periódicamente en todos los perros, cualquiera que sea su edad.

La prevención de la infección en el humano
La mejor manera de evitar la infección del humano es evitar que los perros pasen huevos, como se indicó arriba.

La segunda mejor manera es evitar que los huevos del parásito contaminen los suelos. Como los estudios epidemiológicos muestran que una alta proporción de los perros están pasando huevos del parásito, es sabio tratar a cada perro como si estuviera infectado. En los países más avanzados hay reglamentos (¡y rejas!) que impiden al acceso de perros a los patios de juegos de los niños. También hay reglamentos que prohíben que los perros defequen en lugares públicos; los dueños deben llevar una bolsa de plástico y recoger las heces de su perro cuando lo sacan a pasear. En París, Francia, hay incluso un servicio municipal con motocicletas provistas de aspiradoras que recogen las deposiciones de los perros de las calles.

Los niños deben habituarse a no llevarse las manos sucias a la boca, a lavar los alimentos crudos que crecen cerca del suelo, y a lavarse las manos antes de comer. Estos hábitos ayudan, además, a prevenir todas las infecciones transmitidas por contaminación fecal de los suelos.

Una parte muy importante del control es la educación de la gente acerca de esta enfermedad, no sólo para que apliquen ellos mismos los métodos de prevención, sino que para que exijan también que las autoridades de salud implementen las medidas adecuadas.

Por último, por su ascendiente sobre los dueños de mascotas, el veterinario tiene una tremenda responsabilidad en la educación de sus clientes y en la promoción de la propiedad responsable de los perros, que incluye el control de la población canina y la prevención de la contaminación fecal del ambiente.

 


centros adopcion perros

SPAP - Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alcoy (Alicante) - Nº Reg. Asociaciones 70
Albergue refugio de animales y centro de adopción en Ctra. Alcoy - Bañeres, s/n (Antiguo Molí Payà)
Apdo. Correos 5 - 03802 Alcoy (Alicante)
Telf. 650 579 108 (Contestador) - Ver Mapa de localización
Como llegar desde ALICANTE - Como llegar desde VALENCIA

También nos puedes encontrar en:        Youtube          Facebook         Twitter

       Canal RSS de Noticias y Adopciones de animales

adopcion perros pequeños
perros cachorros en adopcion
Tienda de animales Deconatura Inresma Clinica Veterinaria Vetervida Alojamiento web y registro de dominios
Pedigree Adoptame Cafeteria Quico Mundo Mascotas
albergue canino | perros adopcion | terapia con animales | adopcion de cachorros | congreso terapia animales
donde adoptar perro
donde adoptar cachorros